Placa certificación Passivhaus

El estándar Passivhaus

Passivhaus se trata de un concepto energético aplicable a cualquier estilo de diseño arquitectónico, cualquier estilo de construcción, cualquier material. El consumo energético se reduce a un mínimo gracias a la aplicación de medidas pasivas: aislamiento, estanqueidad, aireación forzada y recuperación del calor del aire.

Al tratarse de un estándar definido, la construcción obliga al cumplimiento de requisitos mínimos medibles, lo cual permite comparar la calidad y prestaciones del edificio.

La idea principal del estándar passivhaus es conseguir un confort térmico dentro del edificio cuyo aporte de energía necesaria se puede resolver a través del sistema de ventilación que distribuye la cantidad necesaria de aire fresco para el uso correspondiente del edificio.

¿Cómo se consigue este confort?
Se basa en levantar construcciones que cuenten con gran aislamiento térmico, un riguroso control de infiltraciones, y una máxima calidad del aire interior, además de aprovechar la energía del sol para una mejor climatización, reduciendo el consumo energético. La demanda energética es tan pequeña que es posible prescindir de sistemas convencionales de calefacción.

BAU Passivhaus - termigrafia infrarroja

La idea principal del estándar passivhaus es conseguir un confort térmico dentro del edificio cuyo aporte de energía necesaria se puede resolver a través del sistema de ventilación que distribuye la cantidad necesaria de aire fresco para el uso correspondiente del edificio.

¿Cómo se consigue este confort?
Se basa en levantar construcciones que cuenten con gran aislamiento térmico, un riguroso control de infiltraciones, y una máxima calidad del aire interior, además de aprovechar la energía del sol para una mejor climatización, reduciendo el consumo energético. La demanda energética es tan pequeña que es posible prescindir de sistemas convencionales de calefacción.

La Casa Pasiva es un edificio diseñado para disfrutar de un gran confort de estancia. Satisfactoriamente cálida en invierno y fresca en verano, rigurosamente aislada acústicamente del exterior y con una gran pureza del aire interior, constantemente renovado.

Vivir en una Casa Pasiva, significa pagar por la factura energética de calefacción y refrigeración la décima parte que nuestros vecinos de casas convencionales y contribuir generosamente al compromiso del uso racional de la energía. Sus principios esenciales son:

  • Gran aislamiento térmico
  • Carpinterías y acristalamientos de la máxima calidad
  • Aprovechamiento óptimo de la energía solar
  • Riguroso control de infiltraciones de aire
  • Minimizar puentes térmicos
  • Sistema de ventilación controlada con recuperación de calor del aire de alta eficiencia
  • Cálculo con la herramienta PHPP
Esquema Passivhaus - BAU Passivhaus

Requisitos para la certificación según el Passivhaus Institut de Darmstadt, Alemania. Se cumple el estándar passivhaus si se consiguen todos los parámetros de los siguientes requisitos:

  • Demanda máxima para calefacción de 15 kWh/m²a
  • Demanda máxima para refrigeración de 15 kWh/m²a
  • Para edificios con calefacción y refrigeración por aire, se acepta como alternativa también el
    conseguir una carga para frío y calor menor de 10 W/m²
  • Un valor obtenido mediante el test de presurización “Blower Door” n50 no superior a 0,6/h
  • Un consumo de energía primaria para todos los sistemas (calefacción, refrigeración, ACS, electricidad, auxiliar…) no superior a 120 kWh/m²a
  • Temperaturas superficiales interiores de la envolvente térmica durante invierno >17°C
  • Sobrecalentamiento verano máx. 10%

¿Quieres saber más sobre Passivhaus?